Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

Tejiendo Sueños un proyecto que se pondrá de moda

30 abril, 2018 - Autor: Recon

Con el objetivo de apoyar a los niños en situación de vulnerabilidad que han sido acogidos por la Casa de los Sueños y el programa Malabareando las Calles, en agosto se ejecutará el proyecto denominado “Tejiendo Sueños”, que busca ofrecer la oportunidad de proyecto productivo que permita la auto sostenibilidad de los programas de arte y cultura que reciben los menores de edad habitantes de calle en la Casa de los Sueños de Pereira.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo fundamental de María Luisa Ortiz, diseñadora colombiana quien se formó en la Universidad de los Andes, donde adelantó la mitad de la carrera de economía y luego se fue a estudiar costura en París, en la Escuela de la Cámara Sindical de la Alta Costura.

Allí aprendió su oficio en un período de tres años, dedicado a aprender a coser, cortar y confeccionar vestidos de alta costura.

A su regreso a Colombia comenzó su negocio en la mesa del comedor de su padre, luego de unos años abrió su pequeño taller de alta costura y en el año 2000 una boutique que duró 13 años.

Fotografía tomada de El Diario

Posteriormente continuó no haciendo ropa par vender al detal sino diseñando uniformes para la imagen de las empresas y para las personas que atienden servicio al cliente.

La diseñadora también sigue haciendo sobre medidas y alta costura para sus clientas especiales, un oficio que, según ella, realiza con “pasión desenfrenada” y actualmente tiene un proyecto que se llama “Soy Diego y María Luisa”, junto a Diego Guarnizo, colega diseñador de vestuario y director de arte para Caracol TV.

La idea de este proyecto es trabajar con los artesanos a partir del origen y lo tradicional de Colombia.

La diseñadora afirma que hay mucha información para crear y tener un ADN de moda colombiana.

En el primer desfile de este proyecto el acompañamiento musical estuvo a cargo de César López con su grupo musical Alas de Prueba, quien es artista musical reconocido por trabajar en labores sociales y por la paz, creador de la escopetarra y de la campaña 24-0. Gracias a César López, María Luisa Ortiz, conoció el proyecto Malabareando las Calles y donó varias máquinas de coser que le regalaron a ella en diciembre de 2017 para la ejecución del proyecto Tejiendo Sueños.

¿En que consiste el proyecto?

Malabareando las calles es un proyecto de búsqueda y atención de niños, niñas y adolescentes en situación de calle, donde nació el impulso productivo Tejiendo Sueños en el cual se apoyará a los niños en situación de vulnerabilidad que han sido acogidos por el programa. La idea es crear un taller de costura que permita a los niños y jóvenes dar vida a la primera marca de ropa urbana hecha por ellos y con el apoyo de la reconocida diseñadora de modas María Luisa Ortiz y la Fundación Universitaria del Área Andina. A partir de agosto se dará inicio a este proyecto de la mano de María Luisa Ortiz, así como estudiantes de sexto semestre y profesores de Areandina que aportarán sus conocimientos y acompañarán en el proceso de costura a los niños de Malabareando las Calles.

¿Cuál es el propósito?

Generar bienestar emocional a los chicos teniendo de presente que la costura y el uso de la máquina de coser crean un empoderamiento al lograr construir el vestuario que ellos usarán y que después verán en otras personas. A futuro será una herramienta para el sustento económico personal y de sus familias, como en el pasado cuando en Pereira los hijos se formaban gracias al esfuerzo de su madre detrás de una máquina de coser.

¿Cómo impactará a la sociedad esta iniciativa?

De manera positiva en la medida que todos aportemos humanamente, creo que los estudiantes de la universidad cuando realicen este trabajo les va a quedar algo en el alma que no se les va a olvidar nunca y esto va a cambiar sus vida.

Un mensaje para convocar ayudas a este proyecto…

Dejar un poco la indiferencia. No se puede ser indiferente a lo que nos rodea, la invitación es a meternos en los zapatos de los demás y tratar de saber de dónde vienen y qué problemas han tenido para estar en el lugar donde están. Debemos pensar que los niños que están en la calle no tomaron esta decisión.

¿Hace cuánto se creó Malabareando las Calles?

Cumplimos hoy un año y tenemos programado un evento especial para celebrarlo  en la plaza Ciudad Victoria a las 6:30 p. m. donde los asistentes evidenciarán shows y presentaciones de los niños y niñas, algunos artistas locales y expondremos los resultados de nuestras estrategias, programas y nuevos sueños y proyectos.

¿Quién es el fundador de Malabareando las Callles?

El proyecto en Pereira fue promovido por Jimmy Alexánder Abello y surgió de la necesidad sentida de una ciudad que busque y atienda sus niños en situación de calle, explotación sexual, comercial y trabajo infantil. A nivel estatal no hay ninguna propuesta que vaya y busque a los niños en estos contextos de calle, que los saque del consumo, de la habitabilidad en calle, de la explotación sexual, no existe ninguna oferta institucional y al no tener ninguna propuesta surgió Malabareando las Callles, proyecto que busca a los niños en las madrugadas, debajo de los puentes, en las residencias, en los parques, barrios, bares y donde ellos se ubiquen para sacarlos de esos lugares y mostrarles que existen otras opciones de vida.

¿Cómo se acercan a los niños?

Nosotros hacemos recorridos desde las 4:00 a 7:00 p. m. los lunes y miércoles para buscar qué niños nuevos hay en la calle. Los lunes los buscamos para saber qué pasó con ellos después del fin de semana, para saber si está herido, hospitalizado por episodios de sobredosis y consumo y los fines de semana vamos  de 8:00 p. m. a 3:00 a. m. buscando las niñas en explotación sexual comercial y los niños que se ubican debajo de los puentes. Inicialmente se les invita a que vayan a la Casa de los Sueños, un espacio que tenemos donde a través del arte, yoga, pintura, teatro, música, danza, les mostramos que hay otras opciones de vida, sanamos el alma y soñando que ellos pueden tener otras posibilidades. En el momento estamos atendiendo 143 niños y niñas, pero la población en situación de calle es muy fluctuante, es decir que van una vez, dejan de ir dos días y así.

¿Cuáles son las estrategias?

Se trabaja a través de varios resultados: primero, ir a buscar a los niños de las calles que frecuentan, qué día a la semana, a qué hora, qué actividades realizan, quiénes están detrás de esas actividades; segundo, identificamos por qué llegaron a las calles, cuánto tiempo llevan en las calles, qué consumen, si son policonsumidores, en fin. Después de conocer esa realidad queremos sacarlos de la calle y es allí donde surge la Casa de los Sueños, un espacio donde los vamos retirando de la calle paulatinamente; tercero, el fortalecimiento institucional, trabajar con el sistema educativo que cuando expulsan un niño del aula de clase en determinado sector lo están poniendo en riesgo de trabajo infantil, explotación sexual y que se integre a grupos al margen de la ley.

¿Tienen apoyo institucional?

Trabajamos con la Alcaldía, Bienestar Familiar y la Gobernación de Risaralda para articularnos y ser más rigurosos y efectivos en las diferentes actividades que se realizan en las entidades del sistema nacional de Bienestar Familiar. Un cuarto resultado es la movilización social, donde cada tres meses hacemos eventos de ciudad en los parques La Libertad, Olaya, plaza de Bolívar y en la Plaza de Mercado, allí a través del arte le decimos a la gente un lema africano: “para criar un hijo se necesita de toda la tribu”. En Pereira para sacar un niño de la calle necesitamos de todos los ciudadanos.

Vía: El Diario

Ver nota AQUÍ