Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

La Ruta del Mapare, el camino hacia la sostenibilidad del pacífico

4 noviembre, 2020 - Autor: Recon Colombia

«El proyecto Ruta del Mapare de Ecopazifico pretende mediante la educación ambiental, el arte y transformación productiva reducir residuos sólidos de las playas de Juanchaco, La Barra y Ladrilleros en el municipio de Buenaventura, Valle del Cauca, para contribuir al desarrollo social, económico y ambiental de estos territorios. El proyecto propone crear un sistema de reciclaje integrado a senderos ecológicos y programas educativos orientados a la promoción y respeto del medio ambiente por medio de la limpieza playas, cursos de permacultura y generación de cultura productiva basada en el reciclaje», resume Rommy Schreiber, directora de Ecopazifico.

A Juanchaco, Ladrilleros y La Barra llegan, después de kilómetros de viaje, toneladas de desechos, en su mayoría plásticos, que han recorrido diferentes cauces hasta desembocar en el mar, lugar en donde se confunden y contaminan la gran biodiversidad del principal puerto de Colombia… y uno de los principales de América Latina.  

Símbolo de vida, a Buenaventura ingresan cada año cientos de ballenas que atraviesan el mundo entero para dar a luz a sus ballenatos en aguas cálidas, amables como la gente del territorio. Sin embargo, tristemente también es la autopista predilecta para que transite hacia mar profundo los desechos que en tierra la humanidad no supo gestionar, reutilizar o darle la oportunidad de revivir. 

Allí es donde Ecopazifico, amigos del medio ambiente, de nuestros recursos naturales, preocupados por las comunidades y territorios que subsisten de la vida marina, le dan luz al Emprendimiento Social que busca por medio de la educación ambiental para el desarrollo, contribuir a restablecer las dinámicas propias de los ecosistemas e interacción de la comunidad con ellos. En la región las posibilidades de saneamiento básico, tratamiento de aguas y recolección de basuras son escasas, lo que propicia la contaminación

«La limpieza de playas es un ejercicio de educación y concienciación ambiental para habitantes y turistas que permite a través de la recolección de residuos sólidos, reflexionar sobre su responsabilidad con el planeta, qué saben de la procedencia de los residuos, donde pueden ser depositados y cómo ser clasificados, así como el riesgo que representa en el ecosistema para animales y habitantes, ya que no hay sistema de recolección y traslado de residuos en el territorio. Al final de la jornada los turistas hacen un análisis de lo vivido y replantean hábitos de consumos en sus hogares y como reducir la cantidad de residuos que van a parar a al mar o rellenos sanitarios», añade Rommy.

Educación, arte y transformación

Desde 2014 Ecopazifico es un miembro más de las comunidades que habitan en estos tres paraísos ambientales del pacífico colombiano. Cerca de 3 toneladas de residuos sólidos aprovechables han sido recuperados y reintegrados a la vida útil, salvando también la vida de la fauna y flora de nuestros océanos. Dos mil kilos de plástico recuperado por los Guarda Playas han llegado por la marea, el resto de material para revivir ha sido recuperado en estaciones de reciclaje y a través del programa de voluntariado.

«En las jornadas de limpieza se promueven 3 pasos: primero, llevar utensilios reutilizables a la playa; segundo, recolectar Maparé -material para revivir- que son pedazos de plástico que puede ser transformado en arte; y tercero, regresar a casa con los residuos generados en el territorio. Las limpiezas son actos simbólicos que invitan a la comunidad a tomar conciencia, porque cada fragmento de plástico recolectado es un animal menos que puede morir, sin embargo, buscamos con estos proyectos implementar sistema de reciclaje que genere empleo y que las limpiezas de playa dejen de ser algo simbólico y sean un ejercicio sostenible en el tiempo», complementa la líder del Emprendimiento Social

Con Mapare, más allá del arte y la educación ambiental han podido realizar estaciones de reciclaje con mensajes de concienciación para que en Juanchaco, Ladrilleros y La Barra vuelva a florecer la sana convivencia con nuestros recursos naturales. 

Con el apoyo de RECON, el gobierno de Suecia y la multinacional Unilever, el Emprendimiento Social Ruta del Maparé de Ecopazífico se ha convertido en la vía ambiental, económica y socialmente sostenible para que las playas continúen haciendo palpitar a los miles de turistas que escapan de la cotidianidad a vibrar con las maravillas ambientales de una de las regiones más biodiversas del mundo. Estas organizaciones se han encargado de apoyar económica y técnicamente la implementación y fortalecimiento del sueño en el territorio. 

«Soñamos que el sistema de reciclaje funcione, que las personas de la comunidad tengan las herramientas y el conocimiento para reciclar en orden. Soñamos con tener una fábrica de reciclaje que transforme el plástico en objetos valiosos y de construcción para que la comunidad tenga la oportunidad de generar ingresos en torno al reciclaje. Soñamos con que Juanchaco, Ladrilleros y La Barra se conviertan en un sendero Ecológico con estaciones de reciclaje a lo largo de las comunidades. Que los letreros educativos de estas estaciones le recuerden constantemente a los visitantes y habitantes, del paraíso dónde se encuentran y la importancia de protegerlo. Soñamos que la gente entienda que el turismo es su fuente principal de ingreso, y que mejorará cuando la gente hable mejor de los territorios», concluye.

Con pedagogía, un eco por la sostenibilidad del pacífico

Mitigar la presencia de plásticos y micro plásticos en las playas tiene como raíz el cambio de hábitos de consumo e implementación de mejores prácticas ambientales y de sostenibilidad, como la correcta disposición de los residuos y desincentivar el consumo de plásticos de un solo uso.

Según Fundación Ellen MacArthur en documento Perspective on Breaking the Plastic Wave, para el año 2040, si no actuamos, el volumen de plástico en el mercado se duplicará, el volumen anual de plástico que entra al océano casi se triplicará (de 11 millones de toneladas en 2016 a 29 millones de toneladas en 2040), y la acumulación de plástico en el océano se cuadruplicará (llegando a más de 600 millones de toneladas) lo que se traduce en que para el 2050 podría haber más plástico que peces en el océano.

Ante este panorama, incluso con trabajo en esta crisis sanitaria por Coronavirus, el Emprendimiento Social Ecopazifico fortalece su trabajo con comunidades, empoderándolas y haciéndolas conscientes de su importante labor para el desarrollo sostenible de los territorios y de nuestro planeta

«Con ruta del Mapare hemos identificado 6 personas de la comunidad que son empoderadas, que transmiten información sobre la importancia de la recolección y clasificación de los residuos sólidos. Por cuestiones de la pandemia el proyecto paró y ahora reanudamos con toda la bioseguridad divulgando la importancia de separar estos residuos. En la comunidad están capacitados para recolectar y clasificar entre polietileno, plástico rígido, plástico liviano, vidrio, icopor, metal, para que se den cuenta que en el territorio no hay basura sino material reciclable que se puede aprovechar y comercializar. Esto ha generado una conciencia ambiental en territorio», cuentan desde Ecopazifico resaltando los logros e impactos socioambientales.

Juntos Por El Planeta

Ruta del Maparé de Ecopazifico es el proyecto insignia con el que las organizaciones, Unilever y el Gobierno de Suecia promueven la convocatoria Juntos Por El Planeta, que busca Emprendimientos Sociales innovadores que ayuden a reducir, mejorar o eliminar el plástico en cadenas de producción y/o hábitos de consumo. 

Con capital semilla de 36 millones de pesos para fortalecer el Emprendimiento Social y un apoyo técnico por parte de la multinacional, se busca la mejor idea de innovación en cada una de las 3 categorías, afianzando a los Emprendedores Sociales y el compromiso de trabajar desde los diferentes frentes por el respeto al medio ambiente, los recursos naturales y el desarrollo sostenible. 

Conoce más de la convocatoria: www.juntosporelplaneta.com.co

Datos de impacto:

  • 3,2 toneladas de residuos sólidos recuperados a partir de jornadas de limpieza
  • – 35% de PET recuperado 
  • – 9% Plástico rigido recuperado
  • 20 niños y niñas de la comunidad reciben  educación ambiental relacionada a la cultura del reciclaje y la preservación del medio ambiente. 
  • 200 niñas, niños y jóvenes participan de las jornadas de sensibilización en educación ambiental. 
  • Fuente de empleo alternativo para seis (6) líderes de la comunidad «Guardaplayas» basado en la cultura del reciclaje
  • 8 toneladas de plástico transformado y convertido en 4 estaciones de reciclaje de madera plástica
  • Movilización de 40 voluntarios para jornadas limpieza de playas
  • Trabajan en lineamiento de los ODS: Vida Submarina, Trabajo Decente, Educación de Calidad, Acción por el clima