Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

RECON propició foro virtual entre expertos, sobre alternativas de lucha contra las drogas con enfoque de Derechos Humanos, Salud Pública y Sostenibilidad

17 julio, 2020 - Autor: Recon Colombia

Grupos vulnerables de los territorios como campesinos e indígenas grandes afectados por las drogas en el país, requieren soluciones y alternativas innovadoras con enfoque de Derechos Humanos y Sostenibildiad.

Nobel de paz, Juan Manuel Santos, señaló la prohibición como la causa de la pérdida de la guerra contra las drogas, e indicó que  la regulación es el camino.

No habrá un mundo en paz, sostenible y de respeto por los Derechos Humanos mientras no evaluemos uno de los retos de la humanidad: la lucha contra las drogas.

Mirar nuevos enfoques contra la droga a partir de los Derechos Humanos , Salud Pública y Sostenibilidad, alternativa que se reflexionó para analizar la regulación de las drogas en Colombia

Con la participación de importantes invitados, con miradas y experiencias enriquecedoras para el debate sobre regulación de drogas, se llevó a cabo el espacio Webinar RECON “Regulación de las drogas ¿Salida viable a la problemática de drogas ilícitas en Colombia?”.  Foro que tuvo como objetivo principal crear un espacio de diálogo y reflexión acerca de la viabilidad de explorar la regulación como una política alternativa para hacerle frente a las problemáticas socioeconómicas y de conflicto derivadas de las drogas ilícitas en el país.

Con panelistas que dieron su visión institucional, internacional, científica y desde el emprendimiento social como eje dinamizador de desarrollo sostenible en los territorios, se abordó la importancia de generar un enfoque diferente del uso de la droga como lo son fines científicos, médicos e industriales. Se analizaron los retos y desafíos de la regularización de la droga en Colombia con sus respectivos impactos sociales, económicos y ambientales para el desarrollo sostenible del país.

Como invitados especiales, estuvieron los ex presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, también Nobel de Paz y miembro de la Comisión Global sobre políticas de droga, y de Costa Rica, José María Figueres, actual presidente de Carbon War Room desde donde trabaja por acelerar la adopción de soluciones comerciales para la reducción de emisiones de carbón y quien aportó su conocimiento sobre el enfoque ambiental de las políticas públicas del uso de cannabis medicinal.

En la apertura Andrés Santamaría, director de RECON y moderado del espacio señaló que «No habrá un mundo en paz, sostenible y de respeto por los Derechos Humanos mientras no evaluemos uno de los retos de la humanidad: la lucha contra las drogas. Esto nos lleva a reflexionar si la actual estrategia, de más de 40 años es apropiada, pues ha arruinado vidas, abarrotado cárceles y costado una fortuna. En el caso colombiano, ha dejado miles de  víctimas y grupos vulnerables rurales sometidos a su fenómeno»

Agregó, «Podemos llegar a afirmar después de tantas décadas, que Colombia no es un país productor sino víctima de una lucha global ineficiente e injusta con el pueblo. Estamos llamados a reflexionar y buscar opiniones diferentes a las tradicionales».

Prohibición causa de la “guerra perdida” contra las drogas en Colombia

 ¿Por qué Colombia necesita replantear su enfoque de lucha contra las drogas hacía un modelo de regulación, y cómo este nuevo enfoque traería beneficios para la construcción de paz y desarrollo sostenible en el país? A esas preguntas respondió el exmandatario colombiano en el espacio “Hacia un nuevo enfoque tras “guerra perdida” contra las drogas en Colombia”

Santos señala a la prohibición como la razón de la perdida de la lucha contra las drogas en el país y apuesta por la legalización, racionalizándola para poder tener control sobre la misma. «Colombia ha seguido todas las recetas, recomendaciones y reglas internacionales para la lucha contra las drogas al pie de la letra, sin embargo, seguimos siendo los primeros productores y exportadores de coca a mercados extranjeros con un costo social altísimo. Esta lucha ha sido un fracaso»

Complementó: “La regulación y el control es el camino. Esto hace que el problema sea mucho más manejable. Los mercados no van a desaparecer mientras exista consumo. Esa regulación permite quitarle la plata sucia al crimen organizado del tráfico de drogas”.

Por su parte, el ex presidente de Costa Rica, destacado por promover políticas para el uso medicinal del Cannabis, entregó su visión frente a la regularización de droga y cómo podría contribuir ésta a mejorar el medio ambiente

“Los tiempos que vivimos necesitan de reflexiones para salir adelante en una dirección diferente de la que llevaba el mundo. Necesitamos comprender y entender que estos temas están entrelazados con la paz, el medio ambiente y desarrollo que buscamos. Esta pandemia nos ha mostrado la relación directa entre nuevas enfermedades con la falta de biodiversidad, porque la estamos acabando. Si no incorporamos el medio ambiente a la visión de desarrollo sostenible no vamos a ninguna parte”.

Respecto a los costos sociales y medioambientales que tendría la regulación enfatizó en que “América Latina, que sufrió el flagelo, debe convertirse en el productor principal de cannabis medicinal, trayendo oportunidades y bienestar a las comunidades y territorios que sufrieron la guerra por la lucha contra el control de las drogas”

Juan Manuel Galán, propone regular la hoja de coca un nuevo enfoque en la lucha contra las drogas

A su turno, como autor de la Ley Cannabis Medicinal y promotor de la reforma política de drogas en Colombia, Juan Manuel Galán Pachón, destacó en qué consistiría una “nueva política de drogas” para Colombia y planteó regular la hoja de coca como un nuevo enfoque de la lucha de drogas.

 “La guerra contra las drogas se ha ensañado con los eslabones más vulnerables de la cadena: los adictos y los campesinos productores. Es por ello que debemos de continuar en el esfuerzo de regular todas las sustancias. Creo que debemos dar el paso hacia regular la hoja de coca. La hoja de coca tiene propiedades medicinales, alimenticias, ancestrales”.

Frente a la Ley que promovió precisó que “estamos en deuda con el espíritu de la Ley del cannabis de uso medicinal. La idea es brindar acceso al cannabis de calidad y buen precio para pacientes. Estamos en deuda con pequeños productores, en formación de los médicos e investigación”.

Experiencia Uruguaya en la regulación de drogas

Como una experiencia científica internacional, contamos con la participación de Raquel Peyraube, Miembro de la Junta Directiva de la International Association for Cannabinoid Medicines y Ex Presidente de la Sociedad Uruguaya de Endocannobiología, quien concluyó los aciertos y desaciertos que tuvo la regularización del cannabis en el país del sur del continente junto a las lecciones que puede aprender Colombia en similar proceso.

 “La ley presentada en 2013 en Uruguay fue única en su género. La regulación industrial, medicinal y científica del Cannabis. Llevamos 6 años en este proceso que tiene como pilares la seguridad, salud pública y Derechos Humanos. Debemos entender que la gente va a usar el Cannabis con y sin nosotros. Se debe hacer que los consumos sean lo más responsablemente hechos y quitar la oportunidad al mercado clandestino de venta y consumo de muchas otras drogas”

Experiencia Canadiense en la regulación de drogas

La médico Paola Cubillos, Colombo-Canadiense miembro de la junta de la Asociación Médica Colombiana de Cannabis Medicinal abordó de nuevo la experiencia internacional, esta vez desde el caso canadiense sobre cuáles fueron las motivaciones de Canadá para legalizar el uso en adultos del cannabis y los beneficios de haber adoptado esta legislación.

“Los pilares de la regularización del Cannabis en Canadá fue quitar la posibilidad de comercio a fuentes ilegales, tener acceso a sustancias seguras y reguladas y quitar la capacidad a organizaciones criminales de adquirir recursos, usados por el Gobierno en educación y salud”

Retos institucionales para la regulación de drogas

Andrés López, Ex-Director Fondo Nacional de Estupefacientes aportó desde su experiencia los retos y fortalezas institucionales para la regulación de drogas en el país. Según su visión, indicó que es importante partir de las experiencias de otros países que ya han avanzado en regulación y revisar qué ha funcionado bien y qué no y a partir de eso construir. Así mismo, dijo que es importante definir con que drogas iniciar el proceso de regulación, teniendo en cuenta los mercados, mecanismos, motivaciones detrás de cada droga, costos, usos, población que consume, población que produce, entre otros factores.

Es importante tener en cuenta cual es el objetivo de la regulación, por ejemplo: incluir poblaciones vulnerables involucradas con el cultivo de coca para la producción de cocaína, el uso medicinal está muy revaluado pero pensar que pueda existir un mercado para cubrir a todas las familias involucradas que subsisten del cultivo de la coca implica en pensar cómo se desarrolla un mercado que no nos devuelva el enfoque de salud pública, pues no se trata de producir productos que sean nocivos para la salud, muy distinto sería trabajar con las partes no nocivas de la planta de coca o cannabis.

Todas las drogas y lo que pasa en los mercados lícitos e ilícitos ya está regulado. Todo obedece a una planeación y  unas decisiones, lo que hay que analizar es quién toma esas decisiones y en función de qué. Hay que hacer que las regulaciones sean implementadas y que las decisiones tomadas sean viables en torno a la problemática que se desea enfrentar”

Frente a la premisa de que la regulación conlleva al aumento del consumo puntualizó: “El consumo no ha cambiado mucho. No se ha evidenciado el aumento de consumidores. El consumo continúa siendo alto pero no ha aumentado a raíz de la regulación para del Cannabis para uso adulto». Cabe indicar que esta misma precisión la realizó Raquel Peyraube en el caso Uruguayo. En su momento, la médico dijo que “Uruguay legisló en contra de muchos contradictores, aumentó el consumo de cannabis pero menos que los países prohibicionistas”.

Reducción de daño

A su turno, Pablo Zuleta, Director del Área de Consumo de Drogas, Salud Pública y Educación del CESED, Universidad de los Andes mostró cuál sería el enfoque de reducción de daño que debería implementarse en el contexto de un nuevo abordaje a las drogas y los procesos sociales con comunidades vulnerables a considerar en la formulación de la nueva política de drogas.

“En Colombia hemos tenido un inconveniente en la compresión de Derechos Humanos y en el uso de las drogas.  Nuestro sistema de salud no incluyó al inicio el manejo crónico del consumo de sustancias. Colombia tiene un rango de investigación de la hoja coca muy bajo. Mientras mejor se entienda las características y particularidad de cada droga nos genera mayor reducción del daño”

Campesinos de cultivos de uso ilícito en el marco de regulación de las drogas

El Director Política de Drogas en América Latina en Open Society Foundations, Diego García – Devis, expresó cuáles son los principales retos, desafíos y oportunidades para incorporar a los campesinos que siembran cultivos de uso ilícito en el marco de la regulación de drogas y el impacto que ha generado en temas de innovación social y construcción de paz el trabajo que lidera en Colombia con la organización que representa.

“La dimensión que dejamos atrás en la política de drogas es a la población rural. Los retos se dividen en dos: reconocer y respetar los Derechos de la comunidad campesina y trabajar en la desestigmatización de esta población. Está demostrado que los territorios que siembran cultivos como coca en Colombia tienen el 90% de pobreza multidimensional. Es importante poder avanzar, por ejemplo, en un desarrollo sostenible con enfoque en estos cultivos”

Ante eta situación dio a conocer la estrategia realizadas en conjunto con cocineros colombianos sobre el uso de la hoja de coca en recetas típicas de la gastronomía del país, de esta forma promover el cultivo con un enfoque diferente ya que “no es la plata la que genera los índices de violencia”

La ética de la regulación de las drogas

Alejandro Gaviria, Rector Universidad de los Andes y Ex-Ministro de Salud de Colombia habló de uno de los temas foco de la propuesta: La ética en la regulación de drogas. Abordando el punto de vista desde el ser del individuo, respondió acerca de los daños que representa el abordaje actual a las drogas y los posibles mercados que deberían regularizarse, en primer lugar teniendo en cuenta la existencia del cannabis, la cocaína y demás sustancias. 

“Las dificultades y problemas éticos en la lucha contra la droga: Tenemos de un lado la inconveniencia del enfoque prohibicionista, pero tenemos la permanencia en el tiempo en otros países de medidas represivas. La evidencia científica y la política pública a veces no coinciden. Las políticas basadas en la evidencia son pocas. Los académicos debemos entender que el activismo es fundamental, insistir y pasar a la esfera pública tratando de incidir en la inconveniencia de la política antidrogas actual”, dijo.

Añadió, “el liberalismo es complicado pero fundamental. Debemos dar un debate ético y de Derechos. Seguiremos insistiendo en la necesidad de una política pública que respete Derechos de minorías e incorpore conocimiento científico y avances de la humanidad”.

Recalcó que debemos tener en cuenta que no todo el consumo es problemático, que existen productos autorizados que son más dañinos, y destacó que la reducción del daño es fundamental, “un mundo libre de drogas no es real, en la política de drogas el fracaso es una opción», sentenció.

El uso alternativo de drogas por emprendimientos sociales

Siguiendo el espíritu de RECON como organización que identifica, inspira, conecta y hace más fuertes emprendimientos sociales que aporten al desarrollo económico y social sostenible en comunidades vulnerables del país, nuestras invitadas como representante de este sector emergente de la economía, fueron la emprendedora social Natalia Tangarife de la Fundación “Cultivando Esperanza” que promueve el uso medicinal del Cannabis para tratar enfermedades crónicas y severas en menores de edad y Luz Faice Chamizo de la Industria Colombiana de Cáñamo – INCOLCA- de Corinto, Cauca.

“De la ley de Cannabis los pacientes y los campesinos hemos sido los menos beneficiados. Agradecemos a Juan Manuel Galán por iniciar este camino para trabajar por la gente que necesita el cannabis medicinal en su vida, alejada de intereses económicos y políticos. El problema no es el uso sino el abuso. Necesitamos que los médicos se alineen con nosotros, que sepan que el dolor no espera. El Cannabis medicinal para nosotras es esperanza y un aliado para la calidad de vida de nuestros hijos” manifestó Natalia Tangarife. 

Por su parte Luz Faice Chamizo, desde una perspectiva diferente abordó el tema del impacto social y de construcción de paz que tiene su emprendimiento en el territorio de Corinto en el Cauca. Igualmente aportó lo que considera los principales retos y desafíos que enfrenta para la industrialización del Cáñamo

“Con INCOLCA aprovechamos las fibras de los residuos de la planta del cannabis y los transformamos en platos, envases, bolsas y demás derivados. Estamos evitando la incineración y beneficiándonos de lo que ellos desechan. Además con jóvenes que trabajamos por el medio ambiente, tenemos la miel cannábica: la abeja poliniza la planta, chupa el néctar de la flor y habría una mezcla innovadora para uso medicinal”.

Al cierre Andrés Santamaría, resumió como gran conclusión que en Colombia se debe hablar de mayor regulación y de otros tipos de droga e invitó a ser más tolerantes como país para tener un debate y escuchar diferentes visiones. “Estamos frente al fracaso de una guerra y tenemos que buscar alternativas innovadoras para resolverlo, pero debemos escucharnos con tolerancia, se necesita una discusión más profunda con enfoque de Derechos Humanos, Salud Pública y Sostenibilidad”.

Escuchar emprendimientos sociales como el de Luz Faice, con la elaboración de productos artesanales con residuos de plantas de cannabis en el Cauca, y Natalia Tangarife que busca bienestar de menores con el uso medicinal del Cannabis, motivan a dar el debate. «Las comunidades vulnerables en los territorios como campesinos e indígenas son los principales afectados y son las verdaderas victimas de esta problemática, requieren atención y alternativas innovadoras».

Por su parte Juan Manuel Galán señaló que “la regulación es una carrera de resistencia no de velocidad. Quemamos etapas importantes. Se ha establecido cierto consenso en la necesidad de una política pública con evidencia científica que ayude a personas con necesidades como salud y desarrollo, con enfoque de Derechos Humanos”.

Ver el webinar completo en: