Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

“No hay nada más bacano que una cuadra libre de problemas”, La Cuadra Bacana, emprendimiento social en Barranquilla

5 agosto, 2020 - Autor: Recon Colombia

En el suroriente de la capital del Atlántico, un emprendimiento social busca cambiar el rumbo de centenares de niños, niñas, jóvenes y adultos mayores que conviven en una de las zonas más vulnerables de la ciudad.

Para muchos el sueño de progresar está en el cambio de ambiente, de barrio, de compañía. Para ellos el significado de avanzar es dejar el pasado atrás. Para otros, el verdadero sentido de progresar está ligado a moldear y fortalecer las raíces. Es por esto que nace “La Cuadra Bacana”, un emprendimiento social que con base en conocimientos académicos y la experiencia de vivir, sentir y pertenecer al territorio, busca resignificar los espacios públicos del Barrio La Luz para la sana convivencia de la comunidad. Su comunidad.  

Laura Manga, líder de la iniciativa creció ahí, en La Luz, en uno de los sectores donde la violencia, los parques baldíos, el microtráfico y las rumbas sin control hasta el amanecer, eran los protagonistas.

A Laura la vida le dio la oportunidad de salir del barrio, “mejorar su ambiente” y convertirse en profesional. Pero su compromiso con el lugar que la vio nacer, crecer y emprender, la hizo regresar para ser faro en La Luz, y dar otro color a cada una de las cuadras por donde corrió jugando a la «Lleva».

“Todos tienen ganas de salir, de irse, de no volver. Pero hay algo que nunca se puede olvidar y es el lugar donde, pese a las circunstancias, la vida te enseñó a sonreír; y yo tenía que aplicar lo que aprendí, ahí, en ese mismo lugar. No hay nada más bacano que una cuadra libre de problemas”, dijo Manga.

Junto a una de sus amigas, hace 2 años dieron vida a “La Cuadra Bacana”, iniciativa de innovación social que permite llevar a las esquinas de los barrios vulnerables de Barranquilla, propuestas de recreación, educación, arte y cultura para engalanar los espacios públicos, recuperarlos, aumentar el sentido de pertenencia y cambiar el destino de muchos que, como ella, crecieron en estos territorios.

“Nosotros lo que queremos es intentar cambiar la imagen de barrios que parecen estar en el olvido. Hemos recuperado parques en donde la sonrisa de los niños dejó de escucharse y que hoy son ocupados por familias y vecinos que aprenden a convivir”, precisó la Emprendedora.

Sin duda alguna, uno de los retos más importantes para este grupo de jóvenes bacanos, ha sido la identificación de la población. Reconocer las características socio económicas de cada sector, asociarlas a su cultura y promover la mejora o modificación de algunas acciones que pueden aportar a la construcción de un mejor entorno, sin recibir nada a cambio. Este es su reto del día a día; reto que ha impactado a más de 500 personas.

“Hay personas de este sector del país que están acostumbradas a actuar por algo a cambio, por dinero o por un plato de comida. Eso es culpa de la política. Cuando queremos llegar a la gente, algunos siguen pidiendo eso, otros sí hacen parte del proceso sin contraprestación”.

Adaptación frente al cambio

Durante la época de crisis por Covid-19, ocasionada por el confinamiento y restricciones para evitar la propagación de los contagios por coronavirus, La Cuadra Bacana inscribió su proyecto a la plataforma de crowdfunding de RECON -Colombia Soluciona- con el único fin de conseguir recursos de donantes para brindar apoyo alimentario a 70 familias identificadas en La Luz, las cuales dependen económicamente del trabajo informal de adultos mayores. Vendedores de Arroz de Liza, bolis, confites, bebidas frescas, vieron afectados sus ingresos y por ende el sustento de sus hogares.

Han recibido importantes apoyos de la Administración Local para consolidar la idea de trabajo, pero insuficientes ante la magnitud de la problemática. Es por esto, que alianzas como la adelantada con RECON fortalecen cada una de las ramas en las que se enfoca la Fundación, tanto en el aprovechamiento de los recursos económicos, como la sensibilización humana para atender emergencias, como la que vivimos en la actualidad.

“Fue como un baldado de agua fría, estábamos consolidando procesos en la calle y nos enviaron a encerrarnos. De no ser por las personas que nos apoyan y nos dan fuerza, como en RECON, sería muy difícil. Ahora hemos creado ideas que buscan hacer que todos se queden en casa y, cuando todo pase, retomar los ejercicios que veníamos realizando”, concluyó Laura.

Una de esas ideas fue llamada “El Escuadrón Bacano” que mediante intervenciones artísticas urbanas lúdicas y pedagógicas brindan información a las personas sobre las diferentes formas de autocuidado. De esta forma lograron reducir los índices de contagio en La Luz, segundo sector con mayor aumento de casos de Covid-19 y que, con mensajes positivos entregados de manera diferente, hoy ha bajado al décimo lugar en Barranquilla.

Y quedará como anécdota que en ese intento desinteresado por ayudar a personas con necesidades manifiestas, entregando mercados y haciendo intervenciones artísticas pedagógicas urbanas, Laura y algunos miembros del equipo se contagiaron con el indeseable Covid-19. Pero “gracias a Dios ya todos estamos bien y dispuestos a seguir trabajando”.

“Hoy la gente recoge nuestro mensaje. Gracias a Dios hemos tenido el apoyo de centros de educación de los barrios y eso es importante para masificar la idea que venimos divulgando. Queda mucho camino y no podemos permitir que se vuelva a eliminar la sonrisa de las calles. No queremos dejar a nuestras cuadras que son tan bacanas”, finalizó la emprendedora.

Conoce la campaña que adelantaron para ayudar a su comunidad durante el COVID-19.

Si deseas ayudarlo con una donación ingresa a: https://www.colombiasoluciona.org/proyecto/la-cuadra-bacana