Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

Maestros por vocación: Una batalla por la educación en medio del conflicto

14 mayo, 2019 - Autor: Recon Colombia

En la Comuna 20 de Cali, Valle del Cauca, mejor conocida como Siloé, una soñadora y su hermano se daban a la tarea de aprender inglés en la Universidad del Valle, en medio de las dificultades económicas y la fuerte problemática de Siloé, uno de los barrios más violentos de Cali, ubicado al occidente de la ciudad.

En paralelo, Ildefonso Mestra, luchaba por devolverle a los niños de la vereda de Salamina, Montería, Córdoba la oportunidad de tener clases de artes después de 17 años de ausencia de esta materia, en medio de un contexto de conflicto y violencia que había arrasado con la prosperidad y el bienestar de la zona.

La brecha entre la Colombia rural y la urbana, es evidente; sin embargo el conflicto aqueja ambas. En Siloé, por ejemplo llegan muchas personas desplazadas, de procedencia informal, huyendo de la violencia. La herencia del narcotráfico, el sicariato, los conflictos por territorios entre pandillas, son algunas de las problemáticas más comunes a las cuales se enfrentan los habitantes de la Comuna 20 de Cali, quienes cuentan con pocas oportunidades para brindar a sus hijos educación de calidad. Lilibeydy Manrique y su hermano Aderley diseñaron un proyecto llamado Colegio La Fontaine, ubicado en el barrio Belisario Caicedo de Siloé. Este colegio, brinda una propuesta educativa innovadora, con énfasis en inglés para los estratos 1 y 2 de la Comuna 20. Trabajan con preescolar – primaria y actualmente tienen más de 130 niños y niñas. Su modelo de negocio, es autosostenible y está basado en el pago de mensualidades muy económicas por parte de padres y tutores de los alumnos del colegio.

En Salamina, Córdoba, una vereda ubicada a 40 minutos de Montería, existe el legado de grupos paramilitares que sembraron el terror a través de asesinatos selectivos, masacres y violencia indiscriminada durante años. Hoy, Ildefonso Mestra siembra semillas de paz a través del arte con residuos del casabe (almidón de yuca), una técnica innovadora que descubrió para brindarles materiales a los estudiantes para la realización de sus clases de artes; con este proyecto, Ildefonso ha animado a más de 200 jóvenes a sumarse a las filas del arte. Hace ocho años aproximadamente, inició esta aventura de pintar con casabe, dar color con hojas, flores, frutos y otros materiales del contexto. Estudiantes de sexto a once de bachillerato de la Institución Educativa San Isidro, pudieron retomar sus clases de arte y hacer catársis de todas las circunstancias negativas que rodeaban sus familias y su territorio. Hoy portan pinceles en vez de armas. “El arte es la excusa perfecta para vencer las dificultades y salir adelante. Salamina, es una inmensa tienda de arte donde los estudiantes mercan materiales gratis” Afirma Ildefonso.

Tanto Lilibeydy como Ildefonso, trabajan en contextos muy diferentes. Ella desde lo urbano y el desde lo rural, pero ambos tienen en común el trabajo en pro de la educación de calidad en contextos de difícil acceso donde el respeto por la vida aún no es una realidad. Ambos, docentes, educadores, formadores de sueños le devuelven la esperanza a cientos de niños en sus comunidades. La educación es la tarea más noble que un ser humano puede desempeñar porque su legado nos permite transformar seres humanos, sus realidades y vidas para la construcción de un futuro distinto.