Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

Jimmy Abello, un padre ejemplar.

16 junio, 2019 - Autor: Recon Colombia

“Cuatro de cada diez habitantes de la calle en Colombia, son niños; cerca de 976 niños, niñas y adolescentes permanecieron en nuestro país en situación de calle durante el 2017”. 

La realidad de cientos de niños y niñas es sin duda difícil, peligrosa y llena de retos. El cotidiano para muchos de ellos se convierte en una lucha por la sobrevivencia. 

La explotación sexual, el trabajo infantil, el consumo de drogas, la violencia y la falta de padres son algunos de los problemas a los cuales se enfrentan los niños y niñas habitantes de calle en Pereira, Risaralda; lugar donde Jimmy Abello, un emprendedor social, soñador y amante de la vida hoy realiza un trabajo maravilloso. 

Jimmy fue habitante de calle y el mejor que nadie para entender la problemática y buscar una solución para todos aquellos que hoy duermen bajo los puentes. 

Jimmy, creó el proyecto MALABAREANDO LAS CALLES. Un emprendimiento que busca niños en situación de calle y les muestra nuevas opciones de vida a través del arte, la música, las danzas, la costura, el yoga, la literatura entre otros. 

Este proyecto que existe hace tres años aproximadamente, ha cambiado la vida y el futuro de cientos de niños que habitaban las calles de Pereira. Jimmy, o mejor conocido por sus 217 hijos de Malabareando las calles, como: “El cucho”, busca estos niños en las calles y los lleva a ‘La casa de los sueños’ un lugar creado como un espacio de paz y amor, para infundir esperanza en estos niños que no conocen una realidad diferente al peligro, el maltrato, la calle. 

“Jimmy par mi es un héroe sin capa, porque gracias a su labor muchos niños tienen hoy un proyecto de vida”, afirma Daniel Suárez, educador de La casa de los sueños. 

“Jimmy es el papá que nunca tuve, siempre ha estado ahí para mí”, Dahiana Salgado. 

Como ellos, cientos de niños están agradecidos con “El cucho” por la inmensa labor que realiza a diario y sin descanso. Rescatar niños de la calle es arrebatar corazones a la violencia y brindar un nueva oportunidad para construir una sociedad más justa. 

Los niños y niñas que Jimmy rescata a diario tienen edades entre los 20 días de nacidos hasta los 24 años. 

Hoy, queremos resaltar la labor de este emprendedor que no solo ha pintado con luz los corazones de cientos de niños y niñas de Malbareando, Jimmy también tiene un hijo biológico y adoptó una niña. Un hombre con un corazón de oro que no conoce el egoísmo y se dió a la tarea de ser padre, uno por elección, comprometido, soñador, trabajador. Un ejemplo para muchos padres en Colombia. 

Fuente: RCN Noticias,