Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

Es urgente impulsar la formalización de los emprendimientos sociales y brindar incentivos tributarios

22 noviembre, 2019 - Autor: Recon Colombia

Impulsar la formalización y brindar incentivos tributarios es necesario para la sostenibilidad de los Emprendimientos Sociales fue la principal conclusión del Primer Summit de Emprendimiento Social realizado en el país

La necesidad de impulsar la formalización, brindar incentivos tributarios y políticas que generen condiciones adecuadas para el desarrollo y sostenibilidad de Emprendimientos Sociales en el país, fueron las principales conclusiones del  Primer Summit de Emprendimiento Social en Colombia, espacio organizado por RECON con el apoyo de Ruta N y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD.

Andrés Santamaría, director de RECON expresó que  “En el país hay un nuevo modelo de negocio, el Emprendimiento Social. Sin embargo en Colombia creemos que luchar por lo social en el país tiene un carácter de asistencialismo o de bondad, y es más que eso, es un modelo de negocio. Necesitamos políticas públicas, cambios normativos y regulatorios que permitan favorecer su desarrollo para que sean sostenibles, deben existir incentivos y políticas diferenciales para quienes trabajan por resolver problemáticas sociales y generar oportunidades de desarrollo”.

La primera dama de la Nación, María Juliana Ruíz, en su intervención destacó que el emprendimiento y la innovación son el motor que dinamiza el desarrollo social a partir de soluciones creativas y disruptivas a las problemáticas tradicionales.

Además resaltó que: “Nadie dice que el emprendimiento social y el ayudar deba ser gratuito, y ese es el valor que tiene el emprendimiento social, es un equilibrio para saber cómo hacer productivo y sostenible un proceso de desarrollo”.

Ana María Palau, sudbirectora General de Prosperidad Social expresó que los retos que enfrenta el emprendimiento social para ser sostenible son: entender que necesitamos fortalecer capacidades, potenciar el capital humano, poner de presente la importancia de la generación de alianzas, superar la barrera de la informalidad, generar estrategias de inclusión financiera, brindar incentivos tributarios para que puedan acelerarse y reducir brechas sociales entre las capacidades urbanas y rurales.

“Tenemos que pasar de la noción de los emprendimientos de necesidad, de los emprendimientos de oportunidad, entender esos enfoques diferenciales nos permitirán formular políticas públicas, es muy importante poner en la agenda el emprendimiento social, pero no podemos pensar en emprendimiento social sin estrategias de inclusión financiera, ya estamos trabajando en eso y en cómo generar incentivos de tipo tributario para que puedan acelerarse.” Aseguró Palau.

Por su parte, el superintendente de Sociedades, Juan Pablo Liévano, indicó que la concepción económica de la sociedad está evolucionando, “antes se decía que la única responsabilidad de una empresa era generar ganancias, eso ya no es la única responsabilidad de las sociedades, el mundo cambio. Ahora hay que ampliar el propósito para beneficiar empleados de las compañías, clientes y comunidades donde operan”.

Además señaló que en esa evolución surgen las sociedades de Beneficio de Interés Colectivo, las cuales surgen para actuar en beneficio del interés de la comunidad y del medio ambiente. Ser BIC es una condición, un reconocimiento, para quienes en su propósito incluyen temas distintos a ganar dinero, las ganancias no lo son todo.

Sin embargo, destacó que hay un gran reto y es hacer pedagogía para explicar en qué consiste ser BIC y promover este tipo de empresas para lograr un impacto positivo de las sociedades en las comunidades.

A su turno, América Castiblanco, vicepresidenta de Aceleración y Emprendimiento de Innpulsa expresó que “no solo hay que apoyar los emprendimientos innovadores sino los sociales, que tiene  como propósito transformar realidades en sus comunidades”. Aseveró que desde Innpulsa ya están trabajando para su fortalecimiento y que se creó una línea de trabajo dedicada al emprendimiento social.

El superintendente de sociedades, Andrés Barreto, manifestó que la Ley de Sociedades BIC identificó que mayoritariamente ahora los emprendimientos tiene un tema de emprendimiento social, las personas se quieren formalizar y hacer empresa, pero no con la connotación de capitalismo por capitalismo sino con una visión de hacer empresa distinta, donde quieren ganar dinero pero retribuir o distribuir en su comunidad, donde los empleados se vuelvan socios, que hayan programas ambientales pero obligatorios.

Estamos luchando en la Cámaras de Comercio, para bajar los registros para este tipo de empresas, que haya una tarifa diferencial para que no se espanten por el costo, hay que generar pedagogía para explicar que crear empresa no es complicado, se puede crear en 7 o 10 pasos, hay que hacer pedagogía para explicar que la formalidad no es una discusión tributaria. Lo que necesitamos es que formalicen su empresa, formalicen su ida, porque de lo contrario no la van a poder proteger” Señaló Barreto.

“Queremos incentivar una cultura de legalidad, para que los jóvenes que están impactando en la sociedad se formalicen y estamos trabajando en cómo generar conciencia de que estar en la legalidad genera beneficios a todos” dijo Raiza DeLuque, Consejera Presidencial para la Juventud.

En su intervención el Viceministro de Economía Naranja, Felipe Buitrago aseguró que “A los artistas hay que brindarles herramientas para comunicarse con los emprendedores, abogados, con los profesionales en mercadeo para formalizarlos”. Destacando que mantenerlos al margen de la formalidad los limita para acceder a programas de financiación, y que deben entender que el trabajo artístico es complementario al emprendimiento, pero no es el emprendimiento en sí, por eso se requiere de un registro y de una formalización. 

Martha Ruby Falla, directora de sostenibilidad de Postobón, señaló que desde la empresa privada se puede trabajar en el fortalecimiento de los emprendimientos sociales a partir de la visión compartida, que sirva para orientar el desarrollo de los emprendimientos sociales para que estos alcancen sus sueños alineados a los propósitos empresariales de sostenibilidad, donde la empresa privada, en el caso de Postobón, los guía, los orienta, los impulsa y los catapulta.

Por su parte Lina María Montoya, directora de la Fundación Bancolombia, indicó que desde la empresa privada se puede respaldar y apoyar a los emprendimientos sociales a entender cómo funciona el mercado y sus necesidades, a partir de la experiencia empresarial para la generación de ganancias. Fue enfática en señalar que “No satanicemos la utilidad, la plata es la gasolina para generar impacto y es lo que mueve los negocios y los hace sostenibles para que su impacto sea duradero y mayor”.

Voces de los Emprendedores Sociales:

Para poder cumplir los sueños que tenemos los emprendedores sociales el ecosistema debe ayudar y facilitar nuestro trabajo, y muchas veces las entidades gubernamentales y algunas privadas se convierten en una barrera. Los emprendedores sociales nos reinventamos todos los días y no estamos pidiendo que nos den todo, pero sí que nos faciliten el camino. Expresó Jennifer Colpas emprendedora social de Tierra Grata que se desarrolla en Bolívar.

Le hago una invitación a las instituciones, durante muchos años he visto como los recursos llegan a los grandes, existimos emprendedores sociales  que trabajamos con las uñas y que no tenemos una constitución legal y jurídica que nos limita, les propongo que creemos la política pública para emprendedores sociales y ahí veremos la transformación social que necesita Colombia, dijo Jonnatan López de la Banca Indígena de Mocoa, Putumayo.

El Primer Summit de Emprendimiento Social fue organizado por RECON en alianza con Ruta N, PNUD y con el apoyo de Suecia,  USAID, Canadá, El Tiempo, Ruta N, Postobón, Unilever, Royal Films, Spaces, Central Cervecera (Heineken), Keep Up, Universidad Externado de Colombia, Wärtsilä, Makaia, Grupo Éxito, Ashoka, Fundación Carvajal, Consejería Presidencial para la Innovación y la Transformación Digital, Fundación Incolmotos Yamaha, Yamaha Musical, Innpulsa, Fundación WWB, Sistema B y la Cámara de Comercio de Barranquilla.