Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

El reciclaje, la mina de oro de Bancanaima

15 abril, 2021 - Autor: Recon Colombia

Yuris Rafael y Lina María son una pareja de esposos a quienes su proyecto de vida les dio un giro de 180 grados, para bien, su propio bien, el del medio ambiente y el de miles de personas con las que se relacionan.

Pasaron de explotar oro en minas de Ginebra, Valle del Cauca, a fundar un emprendimiento social que es un banco de oportunidades sociales y ambientales a raíz del reciclaje, lejos del deterioro que puede causar la explotación aurífera que tradicionalmente ejercían las personas de la vereda Canaima.

Hasta este lejano territorio del departamento del suroccidente colombiano llegaron provenientes de Riohacha, La Guajira, Yuris y Lina, buscando oportunidades que habían sido, hasta ahora, esquivas. Y es que Bancanaima nace precisamente cuando una puerta más se cerraba, pues la norma medioambiental prohibía continuar explotando el mineral dorado en la región, declarada como reserva ambiental.

“Bancanaima nace en como un proceso de reconversión laboral. En un pueblo con vocación minera ahora era prohibido hacer este tipo de explotación y existían pocas oportunidades de empleo. Probamos intercambiar residuos plásticos por alimentos gracias a una experiencia que ya habíamos tenido en La Guajira; miramos cómo iban a reaccionar las personas y funcionó. Reciclar es como una mina de oro, una forma de minimizar la pobreza extrema, pues quienes dependían de la minería ahora trabajan directamente con nosotros, es un negocio familiar y somos ambientalmente sostenibles”, explica Yuris Rafael Pérez. 

Bancanaima emprendimiento social recon juntos por el planeta
Está presente en 7 municipios del Valle del Cauca y 4 en La Guajira

Pasaron rápidamente de ser un banco de oportunidades en Canaima, corregimiento Costa Rica, en Ginebra, a brindar estas mismas facilidades de trueque de reciclaje por mercado o elementos de utilidad en 7 municipios del Valle del Cauca -Ginebra, Cerrito, Guacarí, Buga, Jamundí, Calima-  Darién y Buenaventura- y 4 en La Guajira – Riohacha, Manaure, Uribia y Albania-.

“Con Bancanaima generamos empleo y oportunidades a recuperadores ambientales de oficio, minimizamos el impacto ambiental de desechos plásticos mal dispuestos, incentivamos a las personas a reciclar en la fuente y hacemos pedagogía. En total tenemos 15 personas trabajando directamente con nosotros en el Valle y 24 en La Guajira, aparte de los recuperadores ambientales que alcanzan unos 700 en los diferentes municipios”, cuenta al unísono esta pareja de esposos con tono efusivo, orgullosos del impacto de esta innovación social.

Son dueños de un banco, pero no un banco común. Cuentan como anécdota, de esas que levantan en ánimo, que el señor que limpiaba el rio Guabas de todo aquello que muchos consideran basura, un día los buscó porque “tenía una pila de plástico más grande que su casa”. ¿El resultado de reciclar estos desechos? “el señor logró comprar los uniformes y útiles escolares de sus nietos después de no tener recursos para esto” cuentan con alegría.

“El gran aliciente es la felicidad de la gente y poder ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas. Tanto daño que le hacíamos al medio ambiente y ahora con un trabajo en equipo, ellos comen, ellos tienen lo que necesitan”, reflexiona Lina.   

Bancanaima emprendimiento social recon juntos por el planeta
han beneficiado a más de 2 mil personas en los diferentes territorios donde hacen presencia, cambiando reciclaje por elementos de la canasta familiar, aseo, hogar, entre otros.

No hay balanza que pueda indicar la relación entre reciclaje e impacto a los miles de recicladores, de convicción y oficio, a quienes han podido integrar a este esquema de economía circular. Las cuentas oscilan entre 25 – 30 personas diarias que entregan su reciclaje en sus puntos de acopio, colectan unas 2 toneladas diarias de desechos plásticos y han aumentado las rutas de recolección a 5 rondas por semana.

“La gente ahora ve el reciclaje como una oportunidad. Fíjese, en Ginebra antes habían 15 recicladores de oficio, ahora hay unos 200 según el PGIRS. Hemos podido reducir la cantidad de plásticos y residuos aprovechables que llegan a los rellenos sanitarios para luego poder reincorporar estos materiales a un nuevo ciclo de producción”.
 

Innovando para mayores beneficios

El proyecto tiene vida desde el año 2017. Juntos por el Planeta lo ven como la oportunidad que necesitaban, la primera vez que participan en una convocatoria, para poder conseguir mayores y mejores beneficios para su comunidad.

“El objetivo de nosotros es en unos 2 años tener la capacidad de prestar dinero y que nos paguen los créditos con reciclaje porque mucha gente de oficios tradicionales en los territorios donde estamos usan el paga diario como alternativa de préstamos. Si ganáramos la convocatoria invertiríamos en maquinaria ya que podríamos disminuir los gastos de transporte al trasladar menos volumen de material si podemos triturarlo, y de esa forma daríamos mejores bonos como incentivo”

Bancanaima emprendimiento social recon juntos por el planeta
Su objetivo es en unos 2 años tener la capacidad de prestar dinero y paguen los créditos con reciclaje pues sus servicios son utilizados por personas con oficios tradicionales

Más que una convocatoria, una nueva experiencia

De la convocatoria Juntos por el Planeta, que lideran Unilever, RECON y Suecia, recuerdan algo que los llena de alegría. Más allá de tener la posibilidad de ser elegidos el emprendimiento social ganador de la categoría Mejor Plástico, pueden mencionar que lograron unir para apoyar a Bancanaima uno de los sectores sociales que crea más polémicas en el país: Las barras populares futboleras de equipos como Deportivo Cali, América y Junior.

“Al principio fue difícil. Nos paramos unos días en los parques, salíamos con computadores, ya no sabíamos qué hacer. Un día se nos ocurrió pedirle apoyo a los de las barras, pues ellos hacen parte de los grupos con los que hemos hecho pedagogía y ayudan a reciclar con propósito social y ambiental. Ellos mueven masas, son muy unidos, y cuando menos pensamos teníamos votos de Canadá, de Italia. Involucramos personas de la Universidad de La Guajira, los colegios donde habíamos trabajado incentivando el reciclaje. Sentimos que cada uno tomó la competencia como propia y estamos muy agradecidos”

Este emprendimiento social logró una de las votaciones más altas en la etapa votaciones públicas. Su innovación social es una alternativa innovadora de recuperación, transformación y reincorporación de plásticos para darle una segunda vida a través del hábito de la reutilización y brindar oportunidades de solucionar problemáticas sociales y económicas en los territorios donde hace presencia.