Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

“Cuando uno es Emprendedor Social no se queda quieto y no hay nadie que te quite la idea de la cabeza” Winner Wayúu

23 septiembre, 2020 - Autor: Recon Colombia

Winner Wayúu es un ejemplo de cómo un emprendimiento social se vuelve un propósito de vida desde temprana edad, la familia es pilar fundamental para edificar la idea de innovación y que para contribuir a una causa puedes hacerlo desde cualquier lugar del mundo.

Winner Wayúu es un Emprendimiento Social que nació en la mente de una colegiala que para su proyecto de grado no quiso dejar la idea en el papel. Con esfuerzo, dedicación, asesoría y mucho, mucho apoyo de su familia, se hizo realidad.

Hoy su proyecto de emprendimiento es una fundación legalmente constituida que brinda soluciones alternativas para el almacenamiento de agua potable apta para el consumo humano en una de las regiones con mayores problemáticas de acceso a servicios públicos básicos en Colombia: La Guajira.

Winner Wayúu la fundación nació en mi proyecto de grado del colegio. Con un asesor nos dimos cuenta que, en África tenían soluciones de agua por medios alternativos. Investigando más encontramos que una ONG contrató para Colombia desarrollar el proyecto de reservorios de vida en el año 2017. Con dinero de USAID se construyeron 11 reservorios de agua para las comunidades indígenas. Aunque los reservorios no son idea mía, buscar el dinero y continuar implementándolos sí”, cuenta con orgullo Camila Nieto Gutiérrez, líder de la fundación.

Desde Bogotá, capital de Colombia, Camila entreteje hilos de esfuerzo, junto a su mamá y mano derecha, María Paulina Gutiérrez, para poder que, a cientos de kilómetros de distancia, miembros de la comunidad indígena Wayuu puedan contar con el líquido vital para necesidades básicas.

“Buscamos esas empresas que quieran ser benefactoras, tocando puertas de quienes quieran invertir para ayudar a nuestros hermanos Wayuu. Hemos logrado construir 7 reservorios más y tenemos el compromiso que los 11 primeros sigan funcionando. Lo más importante de este proceso es el sentido de pertenencia que tengan por el reservorio ya que ellos mismos lo construyen bajo la orientación de un ingeniero que tenemos. Eso hace parte de involucrarlos en el proceso de abastecimiento y consumo”, cuentan al unísono madre e hija, perfecto rompecabezas de experiencia e innovación.

Camila Nieto Gutiérrez con comunidades Indígenas Wayúu probando un reservorio

«Cuando uno es emprendedor se vuelve un imán de cosas positivas»

Trabajando por el abastecimiento de agua, como servicio básico insatisfecho, los miembros de Winner Wayúu han podido conocer, entender y valorar a las comunidades indígenas que sobreviven con esta carencia. De este modo se han planteado nuevas metas: Analizar alternativas sostenibles que permitan llevar el servicio de energía hasta las diferentes rancherías y trabajar desde el empoderamiento cultural y tradiciones indígenas la equidad de género y acceso a sostenibilidad económica para mujeres artesanas.

“Lo que más me gusta de todo esto es viajar al territorio, conocer y ver a los niños, la gratitud de las comunidades. Así nos hemos dado cuenta que el tema del agua es prioritario, sin embargo el tema de la energía es muy importante. Poder unir el acceso al agua con energías renovables para que tengan más tiempo útil. Las noches en la Guajira son super oscuras y no pueden estudiar los niños ni las mujeres trabajar las artesanías. Integrar empoderamiento de la mujer Wayuu con autosostenibilidad económica es otro ideal que estoy trabajando, ahora desde mi tesis de grado profesional, para poder identificar esas problemáticas más a fondo y proponer un modelo de empoderamiento que les permita autosostenerse, crecer y todo lo que sea en camino a ayudar a esta comunidad; que las mujeres entiendan que sí se puede salir adelante, que pueden haber intermediarios sociales que no están interesados en ganar su dinero y por el contrario las utilidades de esa comercialización se guarden, por ejemplo, para mayores reservorios” narra Camila sobre sus proyectos y futuro inmediato.

De María Paulina ¿qué podemos decir?, aparte que es una mamá orgullosa que ha visto en el emprendimiento y desarrollo de las ideas de su hija menor, una oportunidad de concentrar a la familia en torno a un propósito con impacto social, y que aprovecha esta innovación para la formación de una profesional con visión de sostenibilidad.

“Lo más lindo de este proceso es ver como Camila habla hoy, el crecimiento, la riqueza adquirida en responsabilidad social, lo vale todo para mí. Lo que ella me ha enseñado y la oportunidad tan grande que me ha entregado gracias a este emprendimiento, eso no lo paga nada en la vida. No cambiaría por nada seguir ayudando a este ideal”, reflexiona Poly, como cariñosamente se conoce a esta mamá emprendedora social de alma y corazón.

Y añade: “Estamos haciendo de Winner Wayuu un modelo de negocio para la sostenibilidad de los proyectos. Nosotros vamos despacio, pero sin pausa. Ahora somos equipo, vamos al ritmo del día a día, pero sí creemos y queremos crecer para ayudar mucho más. Ahora estamos recogiendo los frutos de 3 años de trabajo y reconocimiento, pero esto continua. No es solamente tener una idea sino complementar las ideas de otros. Clave: El acompañamiento y entender que el emprendimiento no es una tarea más sino es una forma de enseñarles a enfrentarse a la vida”.

Alianzas y apoyos para la sostenibilidad

“Cuando uno es Emprendedor Social no se queda quieto y no hay nadie que te quite la idea de la cabeza. Esto me ha abierto los ojos porque cuando uno se enfrenta a realidades que uno no ve a diario, porque están lejos, porque afectan a minorías, no muchos caemos en cuenta sobre qué será vivir sin agua. Viajar, pasar tiempo en territorio, abre los ojos y es como si se saliera de una burbuja. De verdad tenemos que cuidar el planeta como a nuestros hermanos Wayúu. Digamos que me ha enseñado que la vida no es lo que se vive en la casa o al alrededor. Yo no tengo 1.000 millones para invertir en mil soluciones de agua, pero tengo la capacidad de buscar esas opciones con aliados. Es gratificante ver que eso que hago desde casa ayuda no a uno ni dos sino a una comunidad completa al otro lado del país. Mucha gente le falta enfrentarse con la realidad para darse cuenta que tenemos que cuidar el medio ambiente. Qué triste que ellos no tengan agua y aquí en la casa unos la desperdicien”, dice Camila a modo de reflexión, invitando a todos aquellos que tienen ideas desde temprana edad a rodearse de familia para poder avanzar y construir país.

En otras palabras, para Poly, el acompañamiento de un buen equipo es definitivo y recuerda con cariño todas las personas e instituciones que han contribuido a que hoy en día Winner Wayuu goce solidez organizacional y se proyecte como una Fundación con garantía de seguir contribuyendo a impactar las comunidades y territorios que se propongan.

“En el caso de RECON, vi una convocatoria en televisión, ella muy juiciosa aplicó y así llegó la comunidad RECON Colombia. Cuando vimos lo que era la organización, todo lo bonito que podemos hacer en alianza, se trabaja y se hace acompañamiento mutuo”, concluye María Paulina

Colombia Soluciona, iniciativa de Recon ante la crisis por pandemia

Una de las iniciativas que adaptó su idea de impacto social ante la emergencia por Covid-19 fue Winner Wayuu, quienes plantearon desde un inicio poder llevar ayudas humanitarias y brigadas de capacitación en salubridad en dialecto Wayuunaiki para garantizar abastecimiento de alimentos a la comunidad indígena y entendieran la coyuntura por la que se atravesaba, invitándoles a proteger su vida desde el autocuidado y la bioseguridad.

A través de la estrategia de fondeo colectivo o también llamada crowdfunding, recolectaron dinero con personas que simpatizaron y se unieron a su causa, lo que se tradujo en la entrega de ayudas alimentarias que beneficiaron a unas 200 personas miembros de la comunidad indígena de 6 comunidades en La Guajira, mismas que recibieron capacitaciones sobre higiene y bioseguridad para enfrentar la crisis.

De esta manera, desde el Emprendimiento Social y RECON ¡construimos un futuro distinto! 

Cifras de impacto comunitario del Emprendimiento Social Winner Wayúu

  • 20 reservorios de agua (oasis de vida) instalados y con mantenimiento permanente.
  • 200 mil litros de capacidad para almacenamiento de agua apta para el consumo humano para la comunidad indígena Wayúu
  • 20 Rancherías Wayúu beneficiadas
  • Aprox 4.000 miembros de la comunidad indígena Wayúu beneficiados con acceso al agua potable apta para el consumo humano.
  • Reservorios están ubicados en los territorios de Uribia, Manaure y Maicao.
  • $110.000.000 gestionados para la construcción de reservorios.