Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

Quillas de Surf en plástico reciclado: Una alternativa para niños de Tierra Bomba, amantes del deporte.

5 junio, 2019 - Autor: Recon Colombia

El plástico y el poliestireno son dos materiales que afectan tanto la vida de las personas como la del planeta. “En el mundo se producen cerca de 9.2 billones de toneladas de plástico cada año; en Colombia, cada habitante genera aproximadamente 24 kilos al año y solo un 9% de los desperdicios producidos son reciclados”. Estas cifras devastadoras nos hacen reflexionar sobre el consumo de plástico y el futuro del planeta.

A pesar que en el Congreso de la República ya se radicó un proyecto de ley que busca prohibir la producción y distribución de los plásticos de un solo uso en Colombia, esta iniciativa no es suficiente para contrarrestar el problema. Se necesitan alternativas educativas como el reciclaje, producción de ideas creativas usando la Economía circular y sin duda más lideres con proyectos replicables que defiendan y velen por el cuidado del medio ambiente.

En las playas de La Barra, Juachaco y Ladrilleros en el Pacífico Colombiano, surgió un emprendimiento social que busca transformar el plástico en diversos objetos a través de un proceso que está compuesto por varias etapas. La primera es la recolección de plástico en las playas; este plástico se convierte en materia prima, para que posteriormente en una segunda etapa, este sea clasificado por colores y fundido nuevamente para crear objetos como llaveros, recordatorios, pastas para cuadernos, agendas, quillas para tablas de surf entre otros.

Una buena forma de darle una vida útil a este material que tarda cerca de 150 años en desaparecer. La innovadora iniciativa es de Plástico Infinito, un emprendimiento social creado por tres jóvenes comprometidos con la vida submarina y el planeta. Según el Programa para las Naciones Unidas y el Desarrollo, “un 40% del océano se ve afectado por la contaminación, que proviene en su mayor parte de fuentes terrestres, y ha llegado a niveles alarmantes: por cada kilómetro cuadrado de océano hay un promedio de 13.000 trozos de desechos plásticos”

Robert Vivas con 29 años; Sneyder Neira con 30, e Iván Correa con 28 años, conformaron Plástico Infinito. Un emprendimiento que lleva más de dos años trabajando con el plástico reciclado en las playas del Pacífico Colombiano. El pasado 15 de mayo, elaboraron 12 quillas de surf en alianza con la Fundación Amigos del Mar. Las quillas son una especie de timón que llevan las tablas de surf, son piezas intercambiables. Cada una tiene 12 centímetros de altura, su calibre es de 6 milímetros y 15 centímetros de ancho. En una tabla de surf viene un juego de 3 quillas.

Quillas para tablas de surf.

Las quillas se fabricaron para los niños de la Fundación Amigos del Mar, quienes practican este deporte en Tierra Bomba, Cartagena y no cuentan con recursos económicos para la compra de estas.

Emprendedores sociales como Robert Vivas y su equipo no solo transforman el plástico, dándole a este material una segunda opción para ser usado y aprovechado, son también un ejemplo de innovación y sostenibilidad. El plástico aún tardará años en desaparecer, pero mientras lo erradicamos, podemos darle múltiples usos a este material que está infestando las playas, los océanos, el planeta y preguntarnos: Hoy necesito una bolsa plástica?

Fuente: El Espectador, PNUD
Foto portada: Fundación Amigos del Mar