Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

Lilibeydy Manrique, emprendedora de la semana

28 mayo, 2018 - Autor: Recon

Colegio La Fontaine es una iniciativa que le apuesta a la transformación de realidades sociales a través de la educación. Su modelo educativo combina la gratuidad de la educación pública con la calidad de la educación privada para lograr reducir brechas de conocimiento.

Participaron en la convocatoria RECON y fueron reconocidos como la mejor iniciativa de emprendimiento social en Colombia, en la categoría Educación. Su directora y co-fundadora, Lillibeydy Manrique es nuestra emprendedora social de la semana y nos contó sobre su proyecto.

RECON: ¿Quién es Lilibeydy?

Lilibeydy Manrique: Soy una mujer de 30 años, crecí en Siloé en Cali. Soy la menor de 6 hermanos. Fui a colegio público y a la universidad pública lo cual me hizo sensible al poder que tiene la educación para acortar brechas de desigualdad. Soy licenciada en lenguas extranjeras de la Universidad del Valle y actualmente curso tercer semestre de maestría en Gerencia para la innovación social en la universidad Icesi.

Emprendedora social y becaria de young leader of the americas initiative 2016 por el gobierno del presidente Barack Obama

REC: ¿Cómo surge tu iniciativa, Colegio La Fontaine?

LM: Trabajé 7 años en colegios privados de Cali conociendo todos los beneficios de la educación privada bilingüe de élite. Fue allí cuando mi hermano Adarley y yo nos planteamos la pregunta: ¿Por qué esto mismo no lo pueden tener los niños de la comunidad de donde salimos? Y fue así como surgió la idea de iniciar un colegio bilingüe de carácter social. Hoy el colegio funciona en la misma casa donde yo crecí y viví por 24 años. En ese entonces era una casa comunitaria que beneficiaba a mujeres de la misma comuna. Todos estos fueron elementos que me ayudaron a crear un proyecto de vida enfocado en el servicio y en el progreso comunitario como más poderoso que el progreso individual.

REC: ¿Qué hace y que ofrece Colegio La Fontaine?

LM: Acortamos la brecha de conocimiento y oportunidades con una propuesta de educación con énfasis en bilingüismo y desarrollo de habilidades del siglo XXI (STEAM- Ciencia, tecnología, ingeniería, arte, matemática) , con clases personalizadas, salidas pedagógicas, uso de la tecnología y todas las características de un colegio de calidad, pero a bajo costo y dirigido a una población de estratos 1 y 2  de la ladera de Cali.

REC: ¿Cuántos alumnos tienen matriculados en Colegio La Fontaine?

LM: En el Año 2018, que es nuestro cuarto año con el colegio contamos Con 133 niños en sede propia.

REC: ¿Quién te inspiró para llevar a cabo esta iniciativa y decidir ser una emprendedora social?

LM: Mi Familia es mi gran inspiración. Mi abuela es mi gran ejemplo a seguir, levantó a sus hijos vendiendo arepas en la galería de Siloé y criando pollos y marranos, les dio estudio a sus hijas menores porque mi abuelo no quiso hacerlo. Entonces de ahí viene toda esa fuerza yo creo, yo crecí con ella. Mi hermano es mi compañero de emprendimiento y lo admiro mucho, desde niño quería aprender inglés pero no había recursos y busco la manera de hacerlo con un diccionario viejo que compro. Y mi esposo, quien es mi socio, también es mi gran motor. Mi mamá también me inspira, porque ella me ha apoyado e impulsado a estudiar.

REC: ¿Qué sueñas que suceda con Colegio la Fontaine?

LM: Mi sueño es tener  una red de colegios en la ladera de Cali. Pero primero terminar de construir la sede que estamos estrenando  y adecuarla con espacios soñados, como: la biblioteca, sala de sistema, maker space y sala  juegos. Queremos poder alcanzar una cobertura de 300 estudiantes en esta sede, pero necesitamos construir el segundo y tercer piso.

REC: ¿Qué significó ganar en la convocatoria RECON y cómo te ha servido?

LM: RECON ha sido  una gran oportunidad para visibilizarnos a través de diferentes medios de comunicación y las redes sociales, porque los emprendedores sociales trabajamos en silencio y a solas. RECON nos ha ayudado a atraer personas que se identifican con nuestra misión y quieren apoyar.

El capital semilla que ganamos será invertido para implementar nuestro maker space, que será el lugar para poder desarrollar nuestra metodología STEAM y potencializar habilidades de innovación y creatividad.

REC: ¿Qué consejo le darías a otros emprendedores sociales?

LM: Que no se rindan, el camino es largo, arduo y requiere trabajo y sacrificio. Todo tiene su tiempo y llega el momento en que las cosas empiezan a florecer.

También les aconsejo no trabajar solos, en el emprendimiento social es buscar aliados en la comunidad y en otras organizaciones  para trabajar de la mano.

Ahora el colegio es un lugar de prácticas universitarias y un modelo de innovación educativa en la ladera de Cali. Si logramos ser sostenibles nuestros proyectos nunca tendrán fin.