Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

Leo, el fantástico

28 febrero, 2018 - Autor: Recon

Con esta iniciativa se busca salvar a los niños del ruido de la violencia diaria a través de la fantasía, la educación, el talento, la alegría.

Su colorido llena de esperanza en medio del gris de la ciudad y su entorno que apabulla.

Carlos Vicente Sánchez, Cavisa como todos le conocemos, es el autor de la iniciativa que acompaña un grupo de jóvenes animadores que llevan la ruta de la cultura tatuada en sus pieles.

El viejo bus Chevrolet modelo 1984 que estuvo a punto de ser chatarrizado, revivió con esta iniciativa y entusiasmado llega  a las comunidades para llevar programas de formación y promoción de lectura a niños y niñas. Con su resurrección llegó una nueva oportunidad de vida.

Memoria

Pero hay más, a través de un programa denominado Laboratorio Creativo Móvil, apoyado por la Secretaría de Cultura de Pereira, LEO recupera la memoria de los barrios realizando entre los habitantes encuentros generacionales con los abuelos fundadores de los barrios, para que luego los infantes realicen diferentes experiencias estéticas como cuentos, murales y crónicas que dan cuenta de la historia de la comunidad que habitan, desarrollando así sentido de pertenencia, contexto del sector, conocimiento de su origen y sobre todo arraigo por la zona que pisan sus pies.

A las personas les gusta las historias, y ellas están contenidas en los libros, en la memoria de los viejos, en las vivencias del barrio por eso hay que recordárselos de muchas maneras y LEO cumple esa función, es un bibliobús de las memorias que viaja recogiendo esas historias para poderlas contar en cada lugar donde se estaciona.

Lectura

Como bibliobús de las memorias LEO promueve la lectura, la escucha y la oralidad, proyecta cine en las noches, realiza talleres de lectura y escritura, hace tertulias rodantes y se mueve por las calles de Pereira de manera lenta, como un enorme dinosaurio amigable que despierta asombro y cariño entre los que asisten a sus estaciones.

Sus tripulantes son: El capitán Cavisa, Lectorxey, Fredo, Dany, Alejo, Paulina, Isabel, Leandro, artistas todos que trabajan de la mano con padres de familia, docentes y comunidad en general para lograr que en cada estación se genere asombro, cariño, felicidad.

LEO cuenta con una colección de 500 libros de literatura infantil, juvenil y de ficción, 15 tablets donadas por el Mintic para que durante sus paradas las personas que lo deseen ingresen a leer y disfruten de su colorido y cómodo espacio interior, para que escuchen cuentos que narran las historias fundacionales de los barrios y tengan una experiencia lúdica, única, divertida, asombrosa y se promueve la creación de murales y el montaje de pequeñas obras teatrales.

Las paradas

Durante las paradas de LEO se desarrollan presentaciones artísticas en el techo del bus, talleres en los que los participantes cuentan la historia de su comunidad y luego, a partir de estos encuentros los niños, orientados por los artistas tripulantes realizan experiencias estéticas colectivas, que velan por crear sentidos de apropiación, pertenencia y cuidado de su entorno.

Al finalizar la jornada se motivan reflexiones acerca de lo experimentado. A través del Fantástico Bibliobús Trazasueños se contribuye a generar sentido de pertenencia en las comunidades, todo esto  implica de un modo muy poderoso un nuevo sentido de desarrollo y ciudadanía.

Dentro de la agenda de LEO este año se cuenta con la realización de 12 estaciones de lectura en 6 corregimientos rurales, y 8 laboratorios creativos en diferentes barrios de la ciudad. Por solicitud de la Gobernación de Risaralda, irá a dos municipios: Belén de Umbría y Mistrató; allá estará el 10 y 11 de marzo.

“Dicen que los índices de lectura en el país son muy bajos, pero mi visión es muy positiva porque cada vez que los niños se suben al bus quieren leer… ellos se quieren acercar a la lectura, es decir, el libro no es un objeto lejano para ellos y más cuando llegamos con dispositivos de asombro, sino que hay que saber cómo y confiar en que el libro mismo ya es un dispositivo de asombro”. (Cavisa)

 A votar por Leo

Esta iniciativa está seleccionada por Recon entre las 60 mejores en emprendimiento social del país en la convocatoria Recon en la categoría Prácticas Artísticas, Culturales y Deportivas. Recon es una organización sin ánimo de lucro que a través de su plataforma digital identifica, visibiliza, apoya y fortalece iniciativas de emprendimiento social que crean oportunidades, generan transformaciones sociales y aportan al desarrollo de sus comunidades.

Vía: El Diario

Ver Nota Aquí