Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

Fortaleciendo jurídicamente los emprendimientos sociales de Colombia

16 abril, 2021 - Autor: Recon Colombia

RECON ha desarrollado una serie de estrategias y alianzas con el propósito de conectar y fortalecer a los emprendimientos sociales en Colombia. Una de esas alianzas avanza con la firma Gómez Pinzón Abogados, una de las más prestigiosas del país, para la asistencia legal a los emprendimientos sociales de nuestra comunidad RECON.

El primer encuentro se dio este viernes 16 de abril, en el workshop «Formalización y figuras legales para el Emprendimiento Social». Estuvieron activamente participativos 18 emprendimientos sociales de la comunidad RECON elegidos según su nivel de maduración y avance en sus modelos de negocio social y procesos de formalización, y según las inquietudes manifestadas a RECON frente a la dicotomía de elegir la figura adecuada para el caso en particular.

Gómez Pinzón Abogados, nuestro aliado en este propósito de robustecer el ecosistema del Emprendimiento Social en el país, brindará formación y acompañamiento en la resolución de las necesidades legales que RECON ha identificado en los emprendimientos sociales través de diálogos directos, encuestas, entrevistas y webinars.

«Hemos identificado que más del 40% de los Emprendimientos Sociales mapeados por RECON no cuentan con personería jurídica. Existen dudas e inquietudes de los emprendedores sociales de nuestra comunidad, lo que nos movilizó a vincular esta firma de abogados para continuar fortaleciendo el modelo de negocio social en el Colombia. Es una oportunidad de dialogar sobre las figuras jurídicas bajo las cuales se pueden constituir los emprendimientos sociales y cuál sería la que mejor se adapta a los casos para su constitución y formalización», introdujo Andrés Santamaría.

Para contextualizar, debemos recordar que en la radiografía del Emprendimiento social 2020 realizada por RECON, del 44% de emprendimientos sociales que están formalizados, el 77% indicaron que son entidades sin ánimo de lucro y el 25% son sociedades comerciales. Esta distribución es una de las principales barreras para el crecimiento y sostenibilidad del modelo, evidenciando la necesidad de consolidar el Emprendimiento Social como un sector de la economía.

Aliados por el impulso del ecosistema

El encargado de llevar este espacio fue Juan Camilo Varón, abogado senior que cuenta con más de 10 años de experiencia profesional y actualmente hace parte del equipo de la práctica de las áreas de Derecho Corporativo, Fusiones & Adquisiciones, experto en gobierno corporativo, reorganizaciones empresariales nacionales y transfronterizas, compliance, entre otras áreas.

Varón orientó y respondió particularidades de los emprendimientos sociales que contribuyen a consolidar el Emprendimiento Social como alternativa viable para el desarrollo sostenible económico, social y ambiental con impacto territorial y en comunidades. Más que una exposición de saberes, se tornó en una conversación donde cada uno aportó, reflexionó y sacó conclusiones de experiencias de los demás emprendedores.

«Nosotros comenzamos como fundación pero tenemos varios productos que apalancan su funcionamiento. En nuestro caso la sostenibilidad de basa en vender los productos desarrollados», dijo el representante del emprendimiento social Fruto Bendito a modo de ejemplo.

«Cuando hablamos de proyectos de emprendimiento social buscamos recursos en otro tipo de entidades. En nuestro caso, en Fundación Winner Wayúu hacemos reservorios de agua en La Guajira y buscamos quiénes tienen estos recursos para nosotros llevarlos hasta el territorio. Sin embargo, muchos de estos quieren darle ese dinero a fundaciones y no a las SAS porque tienen en mente que por este modelo podrían quedarse con los dineros y no ser destinados a la verdadera causa», explicó María Paulina Gutiérrez, indicando una de las situaciones que enfrentan al momento de elegir una figura jurídica.

Por su parte, Mónica Cote de Misión Alfa dio a conocer las razones por las cuales aún no se han formalizado como emprendimiento social: «Nosotros llevamos 2 años tratando de definir si somos BIC o Fundación por que la actividad comercial que tenemos tiene un énfasis distinto a la actividad social. Como comerciales, desarrollamos infraestructura, bibliotecas, pero socialmente buscamos llevar a los niños a apropiar la tecnología y las herramientas educativas en territorios vulnerables. Las ayudas son limitadas a las empresas con ánimo de lucro así se tenga un ánimo social».

A su turno, Joanna Prieto de Geek Girls LatAm, emprendimiento social con reconocimiento nacional, complementó: «Se ha posicionado o vendido en la historia y está en la mente de las personas que lo social es caridad. Quienes hemos emprendido socialmente, incluyendo Geek Girls LAtam, enfrentamos que nacimos del romanticismo pero en el proceso nos ha costado entender que de corazón no se vive y se debe trascender a generar recursos sin perder de foco la apuesta de impacto social».

También hubo espacio para aclarar diferencia entre detalles jurídicos y tributarios, como el caso del emprendimiento social Amazónica de Colombia quien trabaja desde el Putumayo con producción de aceites e insumos para la industria cosmética a base de frutos naturales de la Amazonía, equilibrando sostenibilidad, generación de recursos económicos, empleo e impacto en el territorio.

«ZOMAC traduce Zonas más afectadas por el conflicto armado, en este caso se puede ser SAS, constituirse legalmente como sociedad. Sin embargo se rigen por los principios de ZOMAC que es un régimen tributario que da alivios a empresas y nuevas sociedades que desarrollen su actividad económica en determinados territorios» respondió el experto Juan Camilo Varón.

Un primer paso para avanzar en la formalización

Después de 2 horas de diálogo, quedamos con el compromiso de continuar propiciando estos encuentros para aportar en la consolidación, formación, acompañamiento y resolución de las necesidades legales de miembros de nuestra Comunidad RECON.