Quieres recibir información y novedades acerca de RECON, suscríbete a nuestro newsletter!
Slider

Entrevista Director RECON en El Tiempo

5 febrero, 2018 - Autor: Recon

Andrés Santamaría, abogado caleño de 38 años, es cofundador de Recon, una plataforma digital en donde se promueven iniciativas de emprendimiento social en todo el país. Allí, cualquier persona tiene un espacio abierto para conectar su proyecto con algún ‘padrino’, el cual puede servir como donante al proyecto tanto económicamente como en especie.

Santamaría ha impulsado el emprendimiento social desde que fue personero de Cali y presidente de la Federación Nacional de Personerías. Hoy es cabeza de una convocatoria más para visibilizar a más emprendedores, apoyada por EL TIEMPO.

¿Qué es un emprendedor social?

Es un actor social que busca estrategias privadas para hallar soluciones a problemáticas de su entorno. Pero no es un actor político y en Colombia lo visualizan como eso. Y se confunde emprendimiento social con ONG y con actores políticos de izquierda. Eso dificulta mucho más el reconocimiento y desarrollo de ellos.

Entonces, ¿cuál es la diferencia con cualquier otro emprendimiento de negocio?

En Colombia no existe una legislación diferenciadora entre un emprendimiento comercial (de negocio) y uno social. Los dos son tratados de la misma manera por la normativa, en lo legal y lo tributario. Por eso, la mayor parte de los emprendedores que encontramos son informales; no se han constituido en una empresa corporativa, fundación o sociedad.

¿Qué se debe hacer para promoverlo?

Debe existir un cambio normativo para impulsar estos emprendimientos. Un emprendedor social debería estar exento de impuestos. No debería pagar predial y debería estar exento por unos años del impuesto de renta. Además, debería tener una disminución en los costos del IVA cuando vaya comprar bienes o servicios para su proyecto.

¿Qué otros retos tienen estas iniciativas?

Es muy complejo abrir una cuenta bancaria, por ejemplo. Tendría que catalogarse como una corporación, fundación u ONG. Un emprendedor social va a un banco y lo más seguro es que no le abran cuenta de ahorros porque van a pensar que sería usada para lavado de activos. Lo primero que le va a decir el banco es: tiene que haber una visita de un asesor del banco a las instalaciones y, obviamente, muchos no tienen ni oficina. Y le va a pedir un historial crediticio y financiero que tampoco va a tener. Entonces existe una cultura de ver al emprendedor social como algo negativo, no positivo.

Otro problema es el crowdfunding o fondeo colectivo, que busca la donación de fondos para emprendedores. En Colombia es visto con gran temor y gran resistencia a la implementación. Aunque se permite, la legislación no es muy clara. Incluso, a veces es confundida con captación ilegal de recursos. Esto no deja aumentar el emprendimiento social ni el de negocio. Y mientras el mundo se desarrolla, Colombia se queda atrás. Ya no podemos seguir dándole la espalda a esta oportunidad.

“Un emprendedor social debería estar exento de impuestos. No debería pagar predial y debería estar exento por unos años del impuesto de renta”

¿Cuáles países son referentes en este tema?

En la Unión Europea, en África y en muchas partes de Estados Unidos ya tienen un reconocimiento claro. En Chile y en Argentina también ha cambiado la normativa en favor de los emprendedores sociales. Pero en Colombia ni el mismo Estado lo entiende bien. El emprendimiento contribuye a la economía. Más o menos el 25 por ciento de los empleos en emprendimiento en la Unión Europea los está dando el emprendimiento social.

¿Qué impacto podría tener el emprendimiento social en la economía del país?

Primero, la mayoría de los emprendedores sociales están en su edad más productiva. Es decir, entre los 18 y los 35 años. Segundo, hay un desarrollo de igualdad de género en estas iniciativas. Uno encuentra que en un gran porcentaje de los proyectos hay una distribución muy equilibrada, de 54 % de hombres y 46 % mujeres. Además, el 90 % de las iniciativas trabajan con comunidades vulnerables: víctimas del conflicto, excombatientes, afros, indígenas y comunidad LGBTI. De alguna forma trabajan por mejorar situaciones de su entorno local.

¿Cómo funciona Recon?

Es una plataforma digital que funciona como un gran hotel que alberga las iniciativas y contribuye a visibilizar los proyectos. Como objetivo final y el más relevante, buscamos desarrollar el proceso de crowdfunding o fondeo colectivo. Pero no es la única ganancia. El emprendedor entra a una gran comunidad en donde va a estar hospedado, será visible, intercambiará opiniones, recibirá información y mostrará su trabajo. Y eventualmente será contactado para mostrar e impulsar su proyecto.

Recibimos ayuda de cooperación internacional y del sector privado, pero nunca del sector público. Digamos que hay esa regla ética de no ser contrapartida de ninguna agencia o entidad del Estado. Recon surge en principio con apoyo del gobierno de Suecia y, además, cuenta con el apoyo de la agencia estadounidense Usaid y de algunas empresas privadas como el Grupo Éxito y Royal Films. Y el acompañamiento técnico y administrativo desde que comenzamos ha sido del Pnud.

Vía: El Tiempo

Ver Aquí