You want to receive information and news about RECON, subscribe to our newsletter!
Slider

Prótesis que le cambian la vida a víctimas de Minas Antipersonal en Colombia

4 April, 2019 - Autor: Recon Colombia

Desde Julio de 1958 hasta Agosto del 2018, el conflicto armado dejó 262.197 muertos en Colombia, según el Centro Nacional de Memoria Histórica. De este saldo devastador 215.005 fueron civiles y 46.813 eran combatientes.

Entre los afectados por el conflicto armado en el país se encuentra una población que no ha recibido la suficiente atención del Estado: las personas que fueron víctimas de minas antipersonal. Hoy, en el Día Internacional de Sensibilización contra las minas antipersonal, queremos contarles sobre un emprendimiento social que trabaja por las víctimas de estas minas en Colombia. Pero primero vamos aclarar algunos términos. Según Descontamina Colombia, Oficina del Alto Comisionado por la paz, Una mina antipersonal (MAP) es un artefacto que está “concebido para que explosione por la presencia, la proximidad o el contacto de una persona, y que en caso de explosionar tenga la potencialidad de incapacitar, herir y/o matar a una o más personas”.

También existen las municiones sin explotar conocidas como (MUSE) son “municiones explosivas que han sigo cargadas, su fusible colocado, armado para su uso, pero que permanecen sin explotar debido a un mal funcionamiento o al tipo de diseño”.

En Colombia, se registran 11.718 víctimas por minas antipersonal y municiones sin explosionar, siendo 2006 el año más crítico. “Esta problemática ha dejado heridas al 80 % (9426) de las víctimas y el 20 % (2292) personas han fallecido a causa del accidente, es decir, 1 de cada 5
víctimas muere”.

Javier Vargas, emprendedor social barranquillero de 30 años, es un Ingeniero mecánico con Doctorado en Ingeniería Mecánica, que desde hace algunos años empezó a interesarse por el tema de las víctimas de minas por el conflicto armado. En Agosto del 2015 se reunió con dos compañeros más, ingenieros mecánicos también y empezaron a trabajar en el proyecto “Prótesis de fácil acceso” el cual ha mejorado la vida de muchas personas que no tienen cómo comprar una prótesis. Javier, menciona: “La importancia de estas prótesis es facilitar el acceso a las personas más necesitadas. Las prótesis, aunque están cubiertas en el POS, debido a las falencias del sistema, el proceso de rehabilitación es demorado, conocimos casos de personas hasta 5 años esperando para recibir una prótesis. Esto afecta la calidad de vida de las personas que son víctimas de MAP y MUSE”.

Javier y su equipo, se han concentrado en las poblaciones de zonas aledañas a Santa Marta y Barranquilla, brindando una solución que genera un impacto social muy positivo en las personas y a bajo costo, lo cual hace de este un emprendimiento social inclusivo, con un modelo de negocio replicable y que responde a las necesidades de nuestro contexto colombiano. Acceder a una prótesis en Colombia, puede costar entre 15.000.000 COP, pero una de las prótesis que este proyecto fabrica en material polimérico, aleaciones plásticas rígidas y flexibles cuesta entre 2.000.000 a 2.500.000 COP. Estas prótesis tienen una duración de un año y medio aproximadamente y mejoran sustancialmente la calidad de vida de la gente que las usa. Además se pueden ajustar al tamaño y nivel que las personas lo requieran, lo cual es muy útil en el caso de los niños y niñas.

Gracias al emprendimiento social de Javier y su equipo, hoy muchas personas de la Costa caribe se benefician y han tenido la oportunidad de retomar sus vidas, a pesar de las marcas que dejó la guerra en sus cuerpos y sus corazones.

Con este emprendimiento social participarón de la Convocatoria RECON 2017-18 y quedaron entre los 60 finalistas, por eso han sido visibilizados en redes sociales, en la plataforma RECON y en medios de comunicación.

Si usted desea hacer una donación al emprendimiento de Javier, a través de RECON, puede hacerlo directamente AQUÍ.

Conozca más sobre este proyecto: