Recon

gallery

Sustituyeron cultivos ilícitos por esperanza.

En un territorio donde los cultivos ilícitos dominaban los campos, la muerte y el dolor arrasaban con la población, en ese territorio no existían oportunidades diferentes, la paz no era opción para contribuir a la economía. Las personas se acogían a cualquier manera de sustento. Pero como en la caja de Pandora, lo último que queda, es siempre la esperanza.


En medio de este panorama, nace en el Charco, Nariño; un municipio del Pacifico colombiano azotado por la violencia, una iniciativa llamada Frutichar S.A.S. una empresa de compra, transformación y comercialización de frutos exóticos de proveedores campesinos de la zona, que produce pulpa y otros productos de fruta con el fin de crear nuevas oportunidades de empleo rural e industrial en una zona donde el conflicto armado y los cultivos ilícitos se vienen dando durante décadas.

Frutichar pretende mediante el consumo de estos productos contribuir a la soberanía alimentaria regional y disminuir los índices de desnutrición en la zona. Este proyecto nace en el año 2013 ha raíz de la realización del Programa Creciendo Juntos (PCJ), el cual  fue financiado por la Embajada de Canadá, la Gobernación de Nariño e implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Creciendo Juntos tenía como propósito afrontar efectos estructurales del conflicto, generando opciones de vida digna para los y las jóvenes rurales entre 15 y 26 años y sus familias, con un enfoque de derechos, poblacional y territorial en el que  reemplazaran cultivos ilícitos por cultivos lícitos.

Para la creación de Frutichar S.A.S, Nevis Cadena su fundador se reúne con 19 jóvenes del municipio, para llevar a cabo el proyecto, desde su aporte y el de sus compañeros han creado una empresa sostenible que no cuenta solo con talento humano, cuenta además con productos de excelente calidad, pulpas, helados y todo tipo de alimentos sin conservantes a base de frutas que han podido comercializar y proporcionar una nueva fuente de ingresos a muchas personas de la región. Han podido trabajar en equipo y salir adelante como sociedad, demostrando que sí es posible pensar en un futuro distinto y mejor, ellos ya lo están construyendo.

Frutichar fue reconocido como mejor iniciativa de emprendimiento social RECON en la categoría de emprendimiento y generación de empleo.

Su creador, un soñador y luchador que no se detiene

Nevis cadena, es un héroe de tan solo 26 años, se convirtió en un líder que transformaría miles de vidas. Nevis Cadena, es un soñador que con mucho esfuerzo pudo convertirlos de una utopía a una realidad; actualmente está cursando octavo semestre de licenciatura en etno educación en la UNAD, desea terminar su carrera para poder aportar desde sus conocimientos a su comunidad y posteriormente realizar una maestría en Derechos Humanos para continuar liderando desde la sabiduría y contribuir a solventar las necesidades referentes a la educación que padece su comunidad.

Aunque el panorama nacional le parece complejo. Confía en el proceso de paz, en aprovechar nuevos espacios para hacer sana política y se imagina una sociedad más participativa.

Añora seguir trabajando con comunidades porque siente que cada pequeño esfuerzo vale la pena.

Nevis lleva un artista en su interior, en sus tiempos libres escribe poemas y también se dedica a la música. Anteriormente tenía un grupo de salsa y actualmente hace vallenato y tropi-pop en una banda en la cual el es el vocalista. Los emprendedores sociales se destacan en su mayoría por ser creativos y multifacéticos, asegura.

Nevis ha dedicado los últimos años de su vida a trabajar directamente con y para su comunidad. Hace 5 años trabaja con jóvenes del Charco, a través de (consejos comunitarios, da charlas en educaciones educativas). Hace todo lo necesario por educar y contribuir positivamente a su gente, a su pueblo.

En sus tiempos libres le gusta viajar, porque considera que viajando y conociendo nuevos horizontes es factible ampliar la mente y conocer diversos puntos de opinión que son necesarios para la construcción del respeto dentro de una sociedad.

Respecto a su familia, se refiere a ellos como una familia unida, a quienes les debe inmensa gratitud, ha contado con el apoyo de sus padres en los momentos más difíciles de su vida, es a ellos a quienes debe todo lo que ha logrado y el tipo de ser humano en el cual se ha convertido.

Nevis tenía tan solo 11 años cuando decidió estudiar, pero su situación no era fácil, tendría que luchar ese sueño. Así que pidió la ayuda de sus padres quienes con mucho esfuerzo lograron educarlo en un corregimiento que estaba ubicado a 2 horas del casco urbano, en la vereda donde Nevis vivía solo había una escuela y se encontraba en condiciones precarias, acceder a ella era casi imposible. Así, Nevis terminó su bachillerato en un colegio de educación nocturna y actualmente agradece haber podido acceder a ella porque transformó su vida y le dió las herramientas necesarias para ver y asumir la vida de una manera diferente.

Tiene 4 hermanos y un medio hermano, siendo él el mayor. Gracias al liderazgo, se postuló como personero estudiantil y desde ahí le gustó trabajar con política. Fue candidato al concejo municipal en octubre de 2016 y aunque perdió dice que la experiencia le sirvió en muchos campos de su vida.

 


profile

Te quedan 2000 caracteres