Recon

gallery
gallery
gallery
gallery
gallery
gallery
gallery
gallery
gallery

Cunas con Amor

La importancia de los primeros mil días de un niño para el éxito durante el resto de su vida se encuentra ampliamente documentado en la literatura. Durante los primeros dos años de vida se desarrolla lo que será la arquitectura cerebral y la mayoría de conexiones se establecen durante el primer año de vida. Desde el nacimiento, existe una ventana de oportunidad para transformar la vida de nuestros niños. La Fundación Fruto Bendito le apuesta a una intervención dirigida a la primera infancia (particularmente en el periodo neonatal), reconstruyendo el tejido social desde el núcleo familiar y brindando un proceso de acompañamiento a familias para crear oportunidades que transformen de manera significativa el ciclo de la pobreza. Los objetivos de la Fundación Fruto Bendito incluyen: generar igualdad desde el nacimiento, dignificar la vida del recién nacido sin importar sus condiciones familiares, sociales y económicas y empoderar familias en estado de vulnerabilidad a través de la educación. El proyecto Cunas con Amor, nace inspirado en la tradición finlandesa de entregar cunas de cartón corrugado a todos sus niños. Esta tradición inicia después de la primera guerra mundial como una medida para disminuir la marcada brecha de desigualdad. La Fundación Fruto Bendito decide implementar el modelo de cunas adaptándolo a las condiciones locales de nuestro país. Nuestra iniciativa consiste en elaborar cunas de cartón corrugado y entregarlas a familias en condición de vulnerabilidad. Nuestra población blanco son familias de estrato socioeconómico 1 y 2, así como madres adolescentes, madres solteras e inmigrantes. Las cunas son hechas en material orgánico, incluyen un colchón y manta protectora. Las cunas están elaboradas de tal manera para así promocionar el sueño seguro y prevenir el síndrome de muerte súbita (un colchón firme de igual tamaño que la cuna, una manta protectora que cubre en su totalidad el colchón, no se emplea el uso de almohadas). No solo entregamos cunas, llevamos a cabo un proceso de acompañamiento. La mejor manera de generar un impacto tanto en la mortalidad como en la morbilidad infantil es a través de la educación de las mujeres. El día que entregamos las cunas, llevamos a cabo una serie de charlas con el fin de proporcionarles herramientas de conocimiento a las mujeres gestantes o madres lactantes. Los temas incluyen: pautas de sueño seguro y la prevención del síndrome de muerte súbita, consejería en lactancia materna, como proveer estimulación temprana en casa (con uso de materiales fácilmente accesibles) y crianza positiva ( crianza basada en el amor, respeto y la empatía). Durante las charlas abrimos un canal de comunicación con las mujeres, donde ellas pueden solucionar dudas y así acceder a conocimiento. Nuestro equipo cuenta con médicos especialistas en primera infancia y una asesora en lactancia materna.
profile

Te quedan 2000 caracteres